Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

 

 

 

 

 

 

 

 

 




 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HAMBRES - CARENCIAS - NECESIDADES PSICOLÓGICAS

Las necesidades son estados de carencia física o mental. Dicho en otras palabras, las necesidades son aquellas situaciones en las que el ser humano siente la falta o privación de algo. Cuando se llega a un determinado nivel de carencia, es decir, cuando ésta se hace muy intensa, se transforma en necesidad.

La carencia se transformará en necesidad dependiendo de la resistencia de cada individuo y de sus experiencias respecto a la satisfacción de determinadas necesidades. Las necesidades existen en el individuo, pueden ser modificadas por la cultura, tienen una raíz biológica y están condicionadas por el medio social así, lo que se considera necesario en un país, puede no tener ninguna importancia en otro.

Si bien, las necesidades son aquellas situaciones en las que el ser humano siente la falta o privación de algo, en cambio, los deseos son necesidades que se dirigen a objetos o servicios específicos que podrían satisfacerlos.

Si reflexionamos, siempre estamos satisfaciendo necesidades, de aquí la importnacia de conocerlas e identificarlas, ya que lo que no satisfice apropiadamente desde la niñez, me afecta en la edad adulta y eso nos produce hambres psicológicas, que luego queremos saciarlas con otros elementos inadecuados.

Nuestras necesidades psicológicas forman parte de quienes somos. Cuando ignoramos nuestras necesidades psicológicas, muy probablemente nos sentiremos incomprendidos, abusados y desesperadamente aislados de aquellos a quienes más necesitamos.

Es adecuado prestar atención a lo que necesitamos emocional y psicológicamente. De no hacerlo, las consecuencias de las necesidades no satisfechas harán de nuestra vida y de la de los demás algo abrumadoramente estresante. Es una situación perjudicial para todos. Nosotros tendremos mayor posibilidad de cuidar de otros efectiva y afectivamente cuando nos sintamos satisfechos con nuestro Ser, o mejor aún, cuando nuestro Ser se sienta satisfecho con nosotros.

El ocuparnos de satisfacer nuestras necesidades nos mantendrá en el carril correcto. Podremos pensar con claridad, nuestras emociones no se tornarán abrumadoras y nuestro comportamiento será más controlado. El satisfacer nuestras hambres, carencias o necesidades psicológicas equivale a tener una adecuada Inteligencia Emocional.

Página Principal - Miguel Reyes Profile

Los instrumentos del AT


Haz click aquí para volver a la página principal


Análisis Transaccional - Página de Miguel Reyes